jueves, agosto 31

Mi sangre

Fuiste quien habitó mis venas,
la sangre q corría por ellas.
Dejaste mi cuerpo inválido
en el lecho de mí amor.

Como un puñal que entra,
lastima en lo más profundo,
pero un dolor más intenso
es el que deja al salir.

Indefensa estoy,
en la oscuridad,
sola con la vergüenza
…desolada con mi desnudes…

Mi sangre fuiste,
sangre que me recorría vez tras vez.
A sabiendas del dolor y sufrimiento
que dejaras, te dejo salir de mí.

Me desangro en la desnudes,
frente a la oscuridad,
en la vergüenza de mi lecho de amor…
mi cuerpo yace en un charquito de lo que fue mi pasión.

Me dejas en este mundo,
viva, sin siquiera saber lo que es,
me dejas existir a sabiendas de que viví,
con mí desdicha en la oscuridad me dejas.