jueves, agosto 31

I y II

I

“Impotencia en la oscuridad”



Sentada frente a un cristal,
el cual medirá mi angustia total.
Un sentimiento de soledad,
de impotencia ante la oscuridad.


Pasan delante de mí,
a mi lado caen,
yo sigo aquí,
aún cuando caí.


Atrapada entre muros a mí alrededor…
…a lo lejos mí libertad,
en forma material,
de forma inverosímil…


Una luz muestra mí camino
mientras cuesta abajo continúo,
una lágrima sella
la puerta de mi reencuentro…


Siluetas me atraviesan,
sonidos que percato,
recuerdos que me atan…
tristezas que me matan.


Sigo y encuentro oscuridad,
la soledad llega a mí mente.
Vacías emociones en la profundidad,
…¿acaso un día saldré?






II

“Temor en sufrimiento”



Estoy asustada, cayendo y gritando,
temo perderlo todo,
lo que tengo, lo que tuve y lo que quise.


¡No tengo nada que perder!,
me engaño con estúpidas
palabras que endulzan
mis miserias y fracasos.


En mi corazón bailan
los oscuros temores
resurgidos de la infancia…
temores cercanos a mi estancia.


Tan difícil conseguirlo…
tan difícil perderlo todo?,
llega el punto mediocre
y todo se echa al vacío…


Pocas horas para mi duelo…
para el sacrificio preparado,
derramamiento de mi esfuerzo,
vaciado en un simple recuerdo.


Descansa en paz,
¡oh querida alma abatida
por el infierno!,
descansa, que algún día sufrirás…